Una advertencia contra la sofistería espiritista

Una advertencia contra la sofistería espiritista
Construyamos sobre la roca
Cristo ilustró la edificación del carácter por medio de una casa fundada sobre una roca, contra la cual la tormenta y la tempestad no tenían poder, y la casa construida sobre la arena, que fue barrida. Vivimos en tiempos peligrosos. En medio de escenas cambiantes, con herejías y falsas doctrinas que vienen a probar la fe de todos, la casa construida sobre la roca sólica no puede ser sacudida. Pero cuando vengan la tormenta y la tempestad, la casa construida sobre la arena caerá y será muy grande su ruina.{MM 113.1}
Prestemos atención, entonces, a cómo construimos. Que nadie construya insensatamente. La Palabra de Dios es nuestro único fundamento. Toda apariencia de error vendrá sobre nosotros. Algunos de estos errores serán muy especiosos y atractivos, pero si se aceptan, se quitarán los pilares del fundamento que Cristo ha establecido y se construirá una estructura de manufactura humana. Hay quienes viendo no ven, y escuchando, no escuchan y bajo la guía de Satanás preparan falsos fundamentos para la mente humana.{MM 113.2}
Todos deben estudiar las lecciones de Cristo. La verdad es sólida y sustancial. Se debe presentan esta verdad a todos; pues Satanás vendrá con sus sentimientos placenteros, que presentan la Palabra de Dios como insignificante y desvían la mente de la verdad hacia las fábulas.—Carta 223, 1905.{MM 113.3}
Teorías científicas falsas
Las teorías científicas falsas nos están asaltando como ladrones en la noche, para minar los hitos y pilares de nuestra fe. Dios me ha mostrado que los estudiantes de medicina no deben ser educados en tales teorías, porque Dios no lo aprobará. Las tentaciones más especiosas del enemigo están entrando, y llegan en el nivel más elevado de todos. Ellas espiritualizan las doctrinas de la verdad presente hasta que no se puede diferenciar entre la realidad y la sombra. {MM 113.4}
Sabéis que Satanás vendrá para engañar si fuere posible a los mismos elegidos. Él declara ser Cristo, y ya viene, pretendiendo ser el gran médico misionero. Él hará que descienda fuego del cielo a la vista de los hombres para probar que él es Dios. Debemos levantar barricadas con las verdades de la Biblia. La bóveda de la verdad es el único lugar seguro donde podemos estar ahora.—Special Testimonies, Series B 6:32, 33.{MM 114.1}
La verdadera educación superior
Los engaños humanos son abundantes y especiosos. Hay elementos invisibles que obran para hacer que lo falso aparezca como verdadero; los errores están vestidos con una túnica engañosa para inducir a la gente a aceptarlos como esenciales para obtener una educación superior. Y estas ideas falsas engañarán a muchos de nuestros estudiantes, a menos que estén completamente protegidos y guiados por el Espíritu de Dios para llevar en el corazón y la mente las verdades importantes y santas de la Palabra, aceptándolas como los principios básicos de la educación superior. Ninguna instrucción puede exceder en valor a la instrucción pura de Dios, que viene para ilustración de todos los que se dejen instruir.{MM 114.2}
Se debe educar a nuestros estudiantes para que comprendan que no hay educación más elevada que la que fue dada por el gran Maestro al mundo. Debemos salvaguardar a nuestros estudiantes de la tentación, haciendo de lasverdades sagradas de la Palabra de Dios la base de su educación. Este conocimiento superior, el conocimiento de la gloria de Dios, debe brillar en su corazón, para que la excelencia del poder pueda ser de Dios y no de los hombres…{MM 114.3}
Advertid a todo estudiante que debe estar muy despierto. Que nuestros ministros y todos los que por fe están actuando una parte para librar la mente humana del error afirmen con seguridad esta verdad en la mente: que no puede haber educación más elevada que la que procede de Aquel que dio su vida para que la humanidad pudiera unirse a la divinidad, y que el hombre caído se hiciera uno con Dios. El maestro que es tan necio como para pensar que puede dar a los estudiantes un conocimiento más perfecto que el dado por el gran Maestro, Cristo Jesús, ignora qué constituye la educación superior.—Carta 98, 1909.{MM 115.1}
La verdad fortalece el entendimiento
La Palabra de Dios, considerada y estudiada como debe ser, producirá luz y conocimiento. Su examen atento fortalecerá el intelecto. Por medio del contacto con las verdades más ennoblecedoras y puras, se ampliará la mente, y refinará el gusto.{MM 115.2}
Dependemos de la Biblia para obtener un conocimiento de la historia antigua de nuestro mundo, de la creación del hombre, y de su caída. Quitad la Palabra de Dios, y ¿qué más se puede esperar fuera de fábulas y conjeturas, además del debilitamiento del intelecto que es el resultado seguro de dar cabida al error? Necesitamos la historia auténtica del origen de la tierra, de la caída del querubín cubridor y de la introducción del pecado en nuestro mundo. Sin la Biblia, seríamos deslumbrados por falsas teorías. La mente se sujetaría a la tiranía de la superstición y la falsedad. Pero teniendo en nuestra posesión la historia auténtica del comienzo de nuestro mundo, no tenemos por qué enredarnos con conjeturas humanas y teorías que no son de fiar. {MM 115.3}
Doquiera estén los cristianos, pueden sostener comunión con Dios, y disfrutar de la información científica santificada. Pueden tener la mente fortalecida aun como la de Daniel. Dios le dio a él “conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias”.{MM 116.1}
El efecto mental de recibir el error
La mente de la cual el error una vez se ha posesionado nunca puede extenderse libremente hacia la verdad, aun después de la investigación. Las antiguas teorías reclamarán reconocimiento. La comprensión de las cosas que son verdaderas, elevadas y santificadas será confusa. Las ideas supersticiosas penetrarán en la mente para mezclarse con la verdad, y serán siempre devastadoras en su influencia. El conocimiento cristiano lleva su propia estampa de superioridad sin medida en todo lo que concierne a la preparación para la vida inmortal y futura. Éste distingue al lector y creyente en la Biblia—quien ha estado recibiendo los preciosos tesoros de la verdad—, del escéptico y el creyente en las filosofías paganas.{MM 116.2}
Sed fieles a la palabra, “escrito está”. Expulsad de la mente las teorías peligrosas e imposibilitadoras que, si se les da cabida, retendrán la mente en esclavitud para que el hombre no pueda llegar a ser una nueva criatura en Cristo. Hay que restringir y vigilar sin cesar la mente. Debe proveérsele solamente el alimento que fortalezca la experiencia religiosa.—Manuscrito 42, 1904.{MM 116.3}
La iglesia es la fortaleza de Cristo
La Iglesia es la fortaleza de Cristo en un mundo en rebelión, y debe ser estrictamente guardada contra las arteras estratagemas del enemigo. En ella no deben reconocerse leyes contrarias a las leyes de Dios. Aquellos que Dios hacolocado como atalayas no deben mirar pasivamente mientras otros se esfuerzan por desviar a hombres y mujeres por sendas de falsedad. Debe vigilarse cuidadosamente contra los espíritus seductores y las doctrinas de demonios. Dios hace un llamamiento a ministros y médicos misioneros para que tomen una posición firme del lado del bien. Las severas denuncias que Cristo dirigió contra los fariseos por enseñar como doctrina los mandamientos de los hombres, muestran la necesidad de guardarse contra las teorías que no armonizan con las verdades de la Palabra de Dios.—Manuscrito 78, 1904. {MM 116.4}
Exaltación de la naturaleza sobre el Dios de la naturaleza
El método general de educar a la juventud no satisface la norma de la verdadera educación. Los conceptos paganos están entretejidos en las materias de los libros de texto, y en ellos los oráculos de Dios se ponen en una luz cuestionable o aun objetable. Así la mente de la juventud se familiariza con las sugestiones satánicas, y las dudas, una vez albergadas, se convierten en hechos ciertos, y la investigación científica se hace engañosa por la forma en que se interpretan y pervierten los descubrimientos.{MM 117.1}
Los hombres se toman la atribución de refrenar la Palabra de Dios delante de un tribunal finito, y se pronuncia sentencia sobre la inspiración divina de acuerdo con la medida finita, y la verdad de Dios se hace aparecer como algo incierto ante los registros de la ciencia.{MM 117.2}
La obra de los falsos educadores
Estos falsos educadores exaltan la naturaleza sobre el Dios de la naturaleza y sobre el Autor de toda ciencia verdadera. En el tiempo mismo cuando los maestros deben haber sido firmes y perseverantes en su testimonio, en elmomento mismo cuando debieron manifestar que tenían el alma afirmada en la Roca eterna, cuando debieron poder inspirar fe en los que dudaban, admitieron su propia incertidumbre acerca de si la Palabra de Dios era verdadera o los descubrimientos de la falsamente llamada ciencia. {MM 117.3}
A los que han sido verdaderamente conscientes se les ha hecho vacilar en la fe debido al titubeo de los que profesaban ser expositores de la Biblia cuando se relacionaban con los oráculos vivientes. Satanás ha tomado ventaja de la incertidumbre de la mente, y por medio de agentes invisibles ha presionado más con sus sofisterías, y ha hecho que muchos se envolvieran en las nieblas del escepticismo.{MM 118.1}
Hombres doctos han dado conferencias en las cuales han mezclado la verdad con el error; pero han desequilibrado la mente de los que se han inclinado más al error que a la verdad. Las sofisterías bien tejidas de estos así llamados sabios han sido un encanto para cierta clase de estudiantes; pero la impresión que estas conferencias dejaron en la mente es que el Dios de la naturaleza está restringido por sus propias leyes.{MM 118.2}
La teoría de la inmutabilidad de la naturaleza
La inmutabilidad de la naturaleza se ha debatido ampliamente, y los que escogen la atmósfera de la duda, adoptan fácilmente teorías escépticas, porque ellos no están en armonía con la santa ley de Dios, la cual es el fundamento de su gobierno en el cielo y la tierra. Por su tendencia natural al mal, les fue fácil escoger sendas falsas y dudan de la exactitud de los registros y la historia del Antiguo Testamento y del Nuevo.{MM 118.3}
Envenenados ellos mismos con el error, han buscado toda oportunidad para sembrar las semillas del error en la mente de otros. Se exalta la naturaleza sobre el Dios de la naturaleza, y se destruye la sencillez de la fe, pues elfundamento de la fe se hace aparecer como incierto. Envuelta en el escepticismo, se deja que la mente de los que dudan se golpee contra las rocas de la infidelidad.—The Youth’s Instructor, 31 de enero de 1895. {MM 118.4}
Un conocimiento correcto de Dios
Tengo un mensaje que dar a los que se sienten seguros de estar preparados para hacer la obra médica misionera. ¿Son conscientes los que están comprometidos en esta labor, de que nos estamos acercando al fin de la historia de esta tierra, y que debemos comprender plenamente la obra que está delante de nosotros? Lo primero que los médicos misioneros deben hacer es obtener un concepto correcto de Dios, no una concepción basada en su propio juicio humano, sino en un estudio constante de la Palabra de Dios y del carácter y la vida de Cristo.{MM 119.1}
La Palabra de Dios y sus obras contienen el conocimiento de sí mismo que él ha decidido revelarnos. Podemos entender la revelación que él así nos ha dado de sí mismo. Pero es con temblor y temor, y con un sentido de nuestra propia pecaminosidad, como debemos emprender este estudio; no con un deseo de tratar de explicar a Dios, sino de obtener el conocimiento que nos habilitará para servirle más aceptablemente.{MM 119.2}
Que nadie se aventure a explicar a Dios. Los seres humanos no pueden explicarse ellos mismos, y ¿cómo entonces se atreven a explicar al Omnisciente? Satanás está listo para dar a los tales falsos conceptos de Dios.{MM 119.3}
A los curiosos tengo que decirles que Dios me ha instruido referente a no fraguar respuestas a las preguntas de los que se inquietan con relación a lo que no se ha revelado. Las cosas reveladas son para nosotros y para nuestros hijos. Más allá de esto, los seres humanos no deben intentar aventurarse. No debemos tratar de explicar lo que Dios no ha revelado. Debemos estudiar la revelación que Cristo, el Gran Maestro, ha dado del carácter de Dios, para que en espíritu, palabra y obra lo podamos representar ante quienes no lo conocen. {MM 119.4}
Donde el silencio es elocuencia
Concerniente a la personalidad y a las prerrogativas de Dios, dónde está él y lo que él es, este es un tema que no debemos atrevernos a tocar. Sobre estos temas el silencio es elocuencia. Quienes no tienen un conocimiento experimental de Dios son los que se aventuran a especular acerca de él. Si supieran más de él, tendrían menos que decir acerca de lo que él es. El que en su vida diaria tiene una comunión más íntima con Dios y posee el conocimiento más profundo de él, es más consciente de la completa imposibilidad de los seres humanos para explicar al Creador…{MM 120.1}
Dios siempre ha sido. Él es el gran Yo Soy. El salmista declara: “Antes que naciesen los montes y formases la tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios”.. Él es el Alto y Sublime que habita la eternidad. “Yo soy el Señor, yo no cambio,” declara él. Con él no hay variabilidad, ni sombra de cambio. Él es “el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”. Él es infinito y omnipresente. No hay palabras humanas que puedan describir su grandeza y majestad.{MM 120.2}
La sencillez de las enseñanzas de Cristo
La enseñanza bíblica de Dios es la única enseñanza segura para que los seres humanos acepten. Debemos regular nuestra fe por un claro “Así dice el Señor”. El conocimiento de sí mismo que Dios desea que obtengamos de su Palabra, si es introducido en la vida diaria, producirá hombres y mujeres fuertes para resistir el mal y los habilitará para representar al Señor.{MM 120.3}
Necesitamos estudiar la sencillez de las enseñanzas de Cristo. Él insiste en la necesidad de oración y humildad. Estas son nuestras salvaguardias contra los razonamientos erróneos por medio de los cuales Satanás busca desviarnos hacia otros dioses, e inducirnos a aceptar teorías distorsionadas, vestidas por él como túnicas de luz. {MM 120.4}
Un hombre espiritualmente ciego es guiado fácilmente por quienes aprovechan toda oportunidad favorable para presentar teorías y conjeturas referentes a Dios. El que es engañado por Satanás imparte entonces a su prójimo la nueva luz que supone ha recibido, como Eva colocó el fruto prohibido en la mano de Adán. Los paganos ignorantes no están en peor condición espiritual que la de quienes han conocido la verdad, pero han aceptado el error…{MM 121.1}
Resistencia al enemigo
Satanás presenta sus teorías en forma cautelosa al comienzo, y si ve que sus esfuerzos tienen éxito, introduce teorías que son todavía más erróneas. Busca así apartar a hombres y mujeres de los principios fundamentales que Dios estableció como salvaguardias de su pueblo.{MM 121.2}
Que nuestros obreros misioneros médicos no acepten teorías que Dios no ha dado a nadie. Dios no excusará a los hombres por enseñar teorías que Cristo no ha enseñado. Él hace una apelación a su ejército de obreros para que se pongan en línea, tomando su lugar bajo el estandarte de la verdad. Él les advierte que no ocupen su tiempo en tratar asuntos que Dios no ha autorizado a ningún ser humano debatir.{MM 121.3}
Vistámonos de toda pieza de la armadura cristiana, y resistamos persistentemente al enemigo. Podremos tener que enfrentar ángeles caídos y al príncipe de las potestades de las tinieblas. Satanás de ningún modo está dormido; está bien despierto, y planea el juego de la vida para ganar las almas del pueblo de Dios. Vendrá con engaños de toda clase, para desviar al pueblo de Dios de su fidelidad. Él desea desviar la atención de ellos de los asuntos reales a las falsas teorías. {MM 121.4}
Una advertencia a despertar
Haced sonar la alarma, ministros y médicos. Haced una apelación al pueblo de Dios para que sea leal y fiel. Estad en guardia. Recordad que mientras cooperéis con Dios, tendréis como ayudadores a los ángeles excelsos en fortaleza. No aceptéis las teorías presentadas por los que no están de pie sobre el verdadero fundamento, los que están fascinados con aquello cuyo verdadero significado no conocen.{MM 122.1}
Despertad, mis hermanos, despertad, y levantad la señal de peligro. Sonad la alarma. Que nadie os persuada a aceptar teorías opuestas a las verdades de la Palabra de Dios. Los siervos de Dios tienen un solemne mensaje que llevar a este mundo caído y maldecido por el pecado. Deben levantar en alto el estandarte en el cual están inscritas las palabras “Los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”.—Manuscrito 132, 1902.{MM 122.2}
Dios revelado en su palabra y en sus obras
Que nadie enseñe cosas que el Redentor, el Dueño del hombre, de su cuerpo, alma y espíritu, no ha enseñado. No necesitamos ninguna enseñanza fantasiosa referente a la personalidad de Dios. Lo que Dios desea que sepamos de él está revelado en su Palabra y en sus obras. Las cosas hermosas de la naturaleza reflejan su carácter y su poder como Creador. Son su regalo a la raza humana, para mostrar su poder y demostrar que él es un Dios de amor. Pero nadie está autorizado a decir que Dios mismo en persona está en una flor, en una hoja o en un árbol. Estas cosas son la creación de Dios y revelan su amor a la raza humana.{MM 122.3}
Pero tomar las obras de Dios, y considerarlas como personificaciones de él, es una representación temeraria y equivocada de Dios. Fui llamada al comienzo de mis labores para enfrentar esta clase de representación, cuando en mi juventud el Señor me comisionó para ir y proclamar lo que él me había ordenado proclamar. Y mientras el Señor me dirija, debo ahora hacer lo que pueda para contrarrestar toda esa enseñanza, y las teorías que llevan a tales conceptos. Los que abrazan estas teorías no saben adónde se encaminan. {MM 122.4}
Lo que necesitamos con más urgencia es un conocimiento experimental de Dios como está revelado en su Palabra. Tal conocimiento nos capacitaría para ver nuestra imperfección de carácter y nuestra ignorancia respecto a nuestro Señor y Salvador Jesucristo…{MM 123.1}
Conjeturas referentes a Dios
Los talentos y conjeturas humanos han tratado de descubrir a Dios por medio de la investigación. Muchos han recorrido esta senda. El intelecto más alto puede utilizar su máxima capacidad en la elaboración de conjeturas referentes a Dios hasta que se desgaste; pero el esfuerzo será inútil, y permanecerá el hecho de que el hombre no puede encontrar a Dios por medio de la investigación. No se nos ha dado la tarea de resolver este problema. Todo lo que el hombre necesita saber y puede saber de Dios ha sido revelado en la vida y el carácter de su Hijo, el Gran Maestro. Al aprender más y más de lo que es el hombre, de lo que nosotros mismos somos a la vista de Dios, temeremos y temblaremos delante de Él.{MM 123.2}
¿nace el hombre como rey?
A quienes representarían a todo hombre como nacido rey, a los que no harían distinción entre los convertidos y los no convertidos, a los que están perdiendo su reconocimiento de su necesidad de Cristo como su Salvador, les diría, ¡pensad en vosotros mismos y en vuestra vida durante el período de vuestra existencia! ¿Sería agradable o placentero para vosotros contemplar hecho tras hecho de toda vuestra vida pasada, a la vista de Aquel que conoce todo pensamiento y delante de cuyos ojos las acciones humanas son como un libro abierto? {MM 123.3}
Peligro en la vanidad
Hago una apelación a todo el que esté comprometido en el servicio de Dios para que se coloque de lleno del lado de Cristo. Hay peligros a derecha e izquierda. Nuestro mayor peligro vendrá de quienes han levantado el alma a la vanidad, que no han escuchado las palabras de advertencia y reprensión enviadas por Dios. Al escoger tales hombres su propia voluntad y su propio camino, el tentador, vestido en túnicas angélicas, está junto a ellos listo a unir su influencia con la de ellos. Él les expone engaños de un carácter muy atractivo, los cuales ellos presentan al pueblo de Dios. Algunos de entre quienes los escuchen serán engañados y obrarán de modos peligrosos.{MM 124.1}
El Señor llama. ¿Escucharán su voz los hombres y las mujeres? Él da la advertencia. ¿La oirán? ¿Escucharán el último mensaje de misericordia que se da a un mundo caído? ¿Aceptarán el yugo de Cristo y aprenderán de él su humildad y mansedumbre?—Carta 240, 1903.{MM 124.2}
Especulación concerniente a la personalidad de Dios
Vuestro conocimiento de Dios y de sus atributos ha sido mermado desde que empezasteis a especular con relación a su naturaleza y a sus prerrogativas.{MM 124.3}
La iglesia está comprometida en una batalla que aumentará en intensidad acerca del mismo punto en el cual habéis sido desviados. No se debe quitar ni un solo pilar de nuestra fe. Ni una sola línea de verdad revelada se debe reemplar por teorías nuevas y fantasiosas. {MM 124.4}
Se nos ha dado la verdad en líneas claras. Bajo la guía de Dios se han preparado libros que declaran inequívocamente la verdad para este tiempo. Si no creéis estas evidencias, tampoco creeríais si alguien fuese levantado de la muerte.{MM 125.1}
Debéis hacer una obra cabal de arrepentimiento. Allegaos a Dios en humildad y contrición. Debe haber un obrar armonioso entre el pueblo de Dios. Debemos saber quién va a seguir la luz. “Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él.”—Carta 247, 1903.{MM 125.2}
Teorías sutiles acerca de Dios
No permitáis que nadie os engañe llevándoos a la creencia de que Dios es una esencia que permea la naturaleza. Tal idea es un engaño especioso. Que todos estén en guardia contra tales suposiciones. Estas teorías sutiles envueltas en hermosas vestiduras preparan el camino para errores mayores que, si se aceptan, conducirán lejos de su firmeza aun a los creyentes convencidos de la verdady los llevarán a falsas doctrinas.{MM 125.3}
De vez en cuando necesitamos examinar juntos las razones de nuestra fe. Es esencial que estudiemos cuidadosamente las verdades de la Palabra de Dios; pues leemos que “algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios”. Estamos en grave peligro cuando consideramos en forma liviana cualquier verdad, pues entonces la mente está abierta al error. Debemos ser conscientes de cómo y qué escuchamos. No necesitamos tratar de entender los argumentos que ofrecen los hombres en apoyo de sus teorías, cuando se puede discernir fácilmente que estas teorías no armonizan con las Escrituras. Algunos que creen tener un conocimiento científico están dando, por sus interpretaciones, ideas erradas tanto de la ciencia como de la Biblia. Permitamos que la Biblia decida todo asunto que sea esencial para la salvación.—Carta 25, 1904. {MM 125.4}
La restricción y el control moral destruidos
No se nos llama a entrar en ninguna controversia con los que sostienen falsas teorías. La controversia es inútil. Cristo nunca entró en ella. El arma utilizada por el Redentor del mundo fue “escrito está.” Acerquémonos a la Palabra. Permitamos que el Señor Jesús y sus mensajeros testifiquen. Sabemos que el testimonio de ellos es verdadero.{MM 126.1}
Cristo está por encima de todas las obras de su creación. Él guió al pueblo de Israel en la columna de fuego, mientras sus ojos veían el pasado, el presente y el futuro. Él debe ser reconocido y honrado por todos los que aman a Dios. Sus mandamientos deben ser reverenciados, amados y obedecidos. Deben ser el poder controlador en la vida de su pueblo.{MM 126.2}
El tentador viene con la insinuación de que Cristo ha mudado su sitial de honor y poder a una región desconocida, y que la humanidad ya no necesita molestarse en exaltar su carácter y obedecer su ley. Los seres humanos deben ser la ley para ellos mismos, declara él. Las sofisterías que él introduce rebajan al Señor y lo dejan en el polvo. La restricción y el control moral en la familia humana son destruidos. La restricción sobre el vicio se hace cada vez más y más débil. El mundo no ama ni teme a Dios. Y los que no aman ni temen a Dios pronto pierden todo sentido de obligación recíproca hacia su prójimo. Están sin Dios y sin esperanza en el mundo.—Manuscrito 92, 1904.{MM 126.3}
Ni una hebra de panteísmo
De Cristo irradia toda la verdad. Aparte de Cristo, la
ciencia es engañosa y la filosofía es necedad. Los que se han separado del Salvador impulsarán teorías que se originan en el astuto enemigo. La vida de Cristo sobresale como el constraste de toda falsa ciencia, de toda teoría errónea y de todo método equivocado.{MM 127.0}
Se levantarán impostores con teorías sin fundamento en la Palabra de Dios. Debemos levantar en alto el estandarte que lleva la inscripción: “los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.” Debemos retener firme nuestra confianza desde el comienzo hasta el fin. Que ninguno trate de rebajar la verdad al mezclarla con sofisterías. Que ninguno intente derribar el fundamento de nuestra fe, ni rebajar la norma al incluir en la tela hebras de manufactura humana. Ni una hebra de panteísmo debe colocarse en el tejido. La sensualidad, tan funesta para el alma y el cuerpo, es siempre el resultado seguro de introducir estas hebras en la tela.—Carta 249, 1903.{MM 127.1}
El asunto previsto
Se me ha advertido (1890) que de aquí en adelante tendremos una confrontación constante. La ciencia, así llamada, y la religión estarán en oposición porque el hombre finito no comprende el poder y la grandeza de Dios. Estas palabras de la Santa Escritura se me presentaron: “Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.”{MM 127.2}
Esto se verá con seguridad dentro del pueblo de Dios, y habrá personas incapaces de percibir las verdades más maravillosas e importantes para este tiempo, verdades que son esenciales para su propia seguridad y salvación, mientras asuntos que son en comparación como los más pequeños átomos, asuntos en los cuales escasamente hay un grano de verdad, se ventilan ampliamente y son magnificados por el poder de Satanás para hacerlos aparecer como de máxima importancia. La visión moral de estos hombres es enfermiza; no sienten su necesidad de la unción celestial para poder discernir las cosas espirituales. Se consideran ellos mismos demasiado sabios para errar. {MM 127.3}
Las personas que no tienen una experiencia diaria en las cosas de Dios no se comportarán con sabiduría al relacionarse con las responsabilidades sagradas; tomarán equivocadamente la luz como si fuera error, y al error especioso llamarán luz: cambiando fantasmas por realidades y realidades por fantasmas, llamando mundo a un átomo y átomo a un mundo. Caerán en los engaños y las fantasías que Satanás ha preparado como trampas escondidas para atrapar los pies de los que piensan que pueden caminar en su sabiduría humana sin la gracia especial de Cristo. Jesús busca a hombres que vean: que no vean a hombres como árboles que caminan, sino que vean todas las cosas con claridad. Hay un solo remedio para el alma pecaminosa, y a menos que se reciba ese remedio, la gente aceptará un engaño tras otro hasta que se perviertan sus sentidos…{MM 128.1}
La moralidad es inseparable de la religión
No se puede separar la moralidad de la religión. La tradición conservadora recibida de hombres educados y de escritos de grandes hombres del pasado no son en lo mínimo una guía segura para nosotros en estos últimos días; porque la gran batalla que está delante de nosotros es de tal naturaleza como el mundo nunca ha visto. Los hermanos que en el pasado no han hecho su parte en esta obra, deben actuar con una precaución mucho mayor en relación a lo que aceptan y a lo que rechazan; necesitan profundizar mucho más de lo que les permitiría su conocimiento espiritual limitado o de lo que sus hábitos y opiniones presentes los guiarían a hacer. Todo esto necesita ser reformado.{MM 128.2}
Ni uno de nosotros está seguro, ni siquiera con la experiencia pasada en la obra, y ciertamente está menos seguro si no la ha tenido, a menos que viva como viendo al Invisible. Debemos actuar diariamente y hora tras hora guiados por los principios de la verdad bíblica: justicia, misericordia y el amor de Dios. El que desee tener poder moral e intelectual debe obtenerlo de la Fuente divina. Debe inquirir en todo punto, antes de tomar cada decisión: ¿es éste el camino del Señor?{MM 129.1}
Consultad a la razón santificada y a una buena conciencia con la Biblia abierta ante vosotros. Vuestro corazón debe ser movido, vuestra alma tocada y vuestra razón e intelecto despertados por el Espíritu de Dios; entonces los santos principios expuestos en su Palabra otorgarán luz a vuestra alma. Os lo digo, mis hermanos: nuestra verdadera fuente de sabiduría, virtud y poder está en la cruz del Calvario. Cristo es el Autor y Consumador de nuestra fe. Él dice: ‘Separados de mí nada podéis hacer”. Jesús es el único garante seguro para el avance y el éxito intelectual.—Manuscrito 16, 1890.{MM 129.2}
Especulación acerca de la vida futura
Hay quienes expresan su creencia de que habrá matrimonios y nacimientos en la tierra nueva, pero los que creen en la Escritura no pueden aceptar tales doctrinas. La creencia de que nacerán niños en la tierra nueva no es parte de la “segura palabra profética”. Las palabras de Cristo son demasiado claras para ser mal interpretadas. Ellas deben resolver para siempre la cuestión de los matrimonios y nacimientos en la tierra nueva. Ni los que sean levantados de la tumba, ni los que sean trasladados sin ver la muerte, se casarán ni se darán en matrimonio. Serán como los ángeles de Dios, miembros de la familia real.{MM 129.3}
Predicad la palabra
Yo diría a los que sostienen conceptos contrarios a esta clara enunciación de Cristo: en tales asuntos el silencio es elocuencia. Es presunción dar cabida a suposiciones y teorías en relación a temas que Dios no nos ha dado a conocer en su Palabra. No necesitamos entrar en especulación acerca de nuestro estado futuro.{MM 130.1}
A mis hermanos ministros digo: “Predicad la Palabra; hacedlo a tiempo y fuera de tiempo”. No coloquéis en el fundamento heno, paja y hojarasca: vuestras propias invenciones y especulaciones, que no benefician a nadie.{MM 130.2}
Cristo no ocultó verdades esenciales para nuestra salvación. Las cosas que están reveladas son para nosotros y para nuestros hijos, pero no debemos permitir que nuestra imaginación establezca doctrinas referentes a lo que no se nos ha revelado.{MM 130.3}
El Señor ha hecho toda provisión para nuestra felicidad en la vida futura. Pero no ha hecho revelaciones concernientes a estos planes, y no debemos especular acerca de ellos. Ni debemos medir las condiciones de la vida futura por las condiciones de esta vida.—Manuscrito 28, 1904.{MM 130.4}
Engaño acerca de la afinidad espiritual
Se me reveló que usted está en grave peligro. Satanás va tras sus huellas, y a veces le ha susurrado fábulas placenteras y le ha mostrado cuadros encantadores de una a quien él sugiere como una compañera más idónea para usted que la esposa de su juventud, la madre de sus hijos.{MM 130.5}
Satanás está obrando sigilosa e incansablemente para derrumbarlo por medio de sus tentaciones especiosas. Él está decidido a hacerse su maestro, y usted necesita colocarse ahora donde pueda obtener fortaleza para resistirle. Él se propone entramparlo en las redes del espiritismo, y espera separar sus afectos de su esposa, y fijarlos en otra mujer. Él desea que su mente se absorba en esta mujer, hasta que por medio del afecto impío ella llegue a ser su dios. {MM 130.6}
El enemigo de las almas ha ganado mucho cuando ha logrado guiar la imaginación de uno de los atalayas escogidos de Jehová para que medite en las posibilidades de asociarse, en el mundo venidero, con alguna mujer a quien él ama, con la seguridad de que allá levantará una familia. No necesitamos inventar tales cuadros placenteros. Todos estos conceptos se originan en la mente del tentador.{MM 131.1}
Tenemos la clara seguridad de Cristo de que en el mundo venidero, los redimidos “ni se casan, ni se dan en casamiento. Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección”{MM 131.2}
Se me ha mostrado que las fábulas espirituales están tomando cautivos a muchos. Tienen una mente sensual y, a menos que haya un cambio, esto resultará ser su ruina. A todos los que están dando cabida a estas fantasías insensatas les diría: Deténganse; por amor a Cristo, párense justo donde están. Se encuentran pisando terreno prohibido. Arrepiéntanse, se los ruego, y conviértanse.—Carta 231, 1903.{MM 131.3}
Un cielo falso
¡Cuán incansablemente ha resguardado Dios a su iglesia! ¿No haremos nuestra parte para que él pueda otorgarnos la gracia que nos habilite para elevarnos hasta la perfección del carácter cristiano? No permitáis ser guiados a pensar que viviréis en el cielo mientras estáis en este mundo caído. Los que piensan así mantienen la mente tensionada en espera de alguna experiencia prodigiosa que de algún modo elevará sus almas a una atmósfera espiritual y refinada. Pero ésta no es la verdadera ciencia de la experiencia cristiana. Cuando suponen que han alcanzado alturas espirituales de refinamiento, Satanás, vestido como ángel de luz, les presenta complacencias que hace aparecer como si no fueran pecado. {MM 131.4}
Yo os advertiría contra estas doctrinas aparentemente refinadas, que sostienen que el pecado no es pecado, y enseñan la posibilidad de vivir una vida espiritualista por encima de la bajeza del pecado. Escribo esto porque hay quienes están entrando en la tentación con respecto a esta ciencia refinada de logros espiritistas. Vosotros enfrentaréis esta ciencia y difícilmente sabréis cómo controlarla.{MM 132.1}
Ya nos alcanzan los peligros de los últimos días, cuando algunos, sí, muchos, se apartarán de la fe, escuchando a espíritus seductores y a doctrinas de demonios. Sed cautelosos tocante a lo que leéis y a cómo escucháis. No toméis ni una partícula de interés en las teorías espiritistas. Satanás espera obtener la victoria sobre todos los que se dejen engañar por su hipnotismo. Él comienza a ejercer su poder sobre ellos tan pronto como empiezan a investigar sus teorías.—Carta 123, 1904.{MM 132.2}
Descuido de las verdades fundamentales por especulación ociosa
En la Palabra de Dios hay grandiosas verdades que son dignas de un intenso estudio. ¿Menospreciaremos estas grandes verdades fundamentales para entrar en especulación sobre lo que no ha sido claramente revelado? Acerca de algunas de estas doctrinas teóricas frecuentemente se me hacen preguntas que yo no me siento con libertad de responder. Algunas veces contesto a los que me hacen tales preguntas: “Usted tiene la Palabra. Si el Señor deseara que supiera ese asunto, usted encontraría la respuesta en su Palabra, y no necesitaría preguntarme a mí. Si llegamos al cielo, allí entenderemos los asuntos que aquí no nos son claros.” Estudiemos estas grandiosas verdades de las Escrituras; ellas son suficientes para llenar la máxima capacidad de nuestra mente. {MM 132.3}
“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado”. Oh, ¿conocemos a Dios como deberíamoso? ¡Qué alivio, qué gozo deberíamos tener si aprendiéramos diariamente la lección que él desea que aprendamos! Debemos conocerlo en forma experimental. Esto será benéfico para que pasemos más tiempo en oración secreta, familiarizándonos personalmente con nuestro Padre celestial. En nuestra debilidad, podemos allegarnos a él y solicitarle que nos imparta comprensión de lo que hará a nuestro favor al separar de nosotros todo lo que difiera de su propio carácter.—The Review and Herald, 15 de agosto de 1907.{MM 133.1}
Cuando se honra la superstición y la falsedad
Oro para que nuestro pueblo no caiga víctima de los ardides que Satanás ha dispuesto para entrampar a las almas incautas. Pero ahora mismo muchos están siendo engañados. Todos necesitan ser estudiantes independientes de la Biblia. Escribo palabras de advertencia para que nadie se deje engañar por el enemigo con el fin de guiar a otros por sendas tortuosas.{MM 133.2}
He llevado una pesada carga debido a la publicación de _____Pienso que el señor ha permitido que este asunto se desarrolle para que se despierte nuestro pueblo y comprenda y valore correctamente las verdades fundamentales que, como pueblo, hemos recibido de la Palabra de Dios. Debemos saber que no hemos seguido fábulas artificiosas. Nuestro Padre nos ordena que recordemos los días antiguos, luego de los cuales, cuando fuimos iluminados, soportamos una gran prueba de aflicción. He recibido la más preciosa seguridad de que nuestra experiencia temprana fue de Dios. Me gustaría que cada uno de nuestros hermanos pudiera conocer, como yo lo he hecho, el camino seguro y cierto en el cual el Señor nos guió en el tiempo pasado… {MM 133.3}
Me ocasiona gran tristeza ver que algunos de nuestros obreros no son conscientes del carácter peligroso de las doctrinas que algunos sostienen respecto a Dios. Sé cuán peligrosos son estos sentimientos. Antes de tener diecisiete años de edad, tuve que dar testimonio contra ellos delante de grandes grupos…{MM 134.1}
Ahora se están dando falsas interpretaciones a las verdades de la Palabra, de modo que las mentes engañadas puedan agradarse en esto. El error se hace aparecer como la verdad. Se me instruye a dar un testimonio decidido contra estas teorías equivocadas. Se me encarga un mensaje opuesto a las herejías y sofisterías que están siendo propagadas por Satanás. La vida y las enseñanzas de nuestro Señor no dan lugar a estas fábulas artificiosas. La pérdida de la vida eterna es el precio que deberá pagar quien continúe honrando la superstición y la falsedad por encima de la Palabra de Dios, dejando su enseñanza sin efecto.{MM 134.2}
El carácter y poder de Dios se revelan por las obras de sus manos. En el mundo natural deben verse evidencias del amor y de la bondad de Dios. Se dan estas pruebas para llamar la atención mediante la naturaleza al Dios de la naturaleza, para que se puedan comprender su “eterno poder y deidad”.—Carta 262, 1903.{MM 134.3}

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Email
Print