La verdadera reforma es la reforma del corazón – Régimen Alimenticio

La verdadera reforma es la reforma del corazón - Régimen alimenticio
Los que quieren trabajar en el servicio de Dios no deben estar buscando gratificación mundana e indulgencia egoísta. Los médicos de nuestras instituciones deben estar imbuidos de los principios vivos de la reforma pro salud. Los hombres no serán nunca temperantes hasta que la gracia de Cristo sea un principio viviente en el corazón. Todas las promesas del mundo no lo harán a Ud. y a su esposa reformadores en materia de salud. Ninguna mera restricción de su régimen alimenticio lo curará de su apetito enfermo. El Hno. y la Hna. _____ no practicarán la temperancia en todas las cosas hasta que sus corazones sean transformados por la gracia de Dios.{CRA 40.1}
Las circunstancias no pueden producir reformas. El cristianismo propone una reforma del corazón. Lo que Cristo obra dentro, se realizará bajo el dictado de un intelecto convertido. El plan de comenzar afuera y tratar de obrar hacia el interior siempre ha fracasado, y siempre fracasará. El plan de Dios con Ud. es comenzar con la raíz misma de todas las dificultades, el corazón, y entonces del corazón mismo surgirán los principios de justicia. La reforma será exterior así como interior.—Special Testimonies, serie A, 9:54 (1896).{CRA 40.2}
40. Los que elevan la norma tanto como les sea posible de acuerdo con la orden de Dios, según la luz que el Señor les ha dado por medio de su Palabra y de los testimonios de su Espíritu, no cambiarán su conducta para acomodarse a los deseos de sus amigos o parientes, ora se trate de una, de dos o de una cantidad de personas que estén viviendo contrariamente a la sabia disposición divina. Si procedemos según los principios en estas cosas, si observamos reglas estrictas en nuestra alimentación, si como cristianos educamos nuestros gustos según el plan de Dios, ejerceremos una influencia que estará de acuerdo con la mente de Dios. La pregunta es: “¿Estamos dispuestos a ser fieles reformadores en pro de la salud?”—Carta 3, 1884{CRA 40.3}
[Para el contexto véase 720.]{CRA 41.1}

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Email
Print