La responsabilidad por la luz

reforma pro salud
En el tiempo en que brilló sobre nosotros la luz de la reforma pro salud, y desde ese tiempo en adelante, la pregunta siempre presente ha sido ésta: “¿Estoy yo practicando la verdadera temperancia en todas las cosas?” “¿Es tal mi régimen alimenticio que me pondrá en una posición en la cual pueda realizar la mayor suma de bien?” Si no podemos contestar estas preguntas en forma positiva, aparecemos condenados delante de Dios, porque él nos tendrá por responsables de la luz que ha brillado sobre nuestro sendero. Dios nos ha tolerado durante el tiempo de nuestra ignorancia, pero tan pronto como la luz brilla sobre nosotros, él nos exige que cambiemos nuestros hábitos destructores de la salud, y que nos coloquemos en la debida relación con las leyes físicas.—Good Health, 1 de noviembre de 1880.
La salud es un tesoro. De todas las posesiones temporales es la más preciosa. La riqueza, el saber y el honor se adquieren a un precio elevado, cuando se obtienen a costa de la pérdida del vigor de la salud. Pero ninguna de estas cosas puede asegurar la felicidad, si la salud llega a faltar. Abusar de la salud que Dios nos ha dado es un terrible pecado; tales abusos nos debilitan para la vida y nos hacen perdedores, cualquiera sea el grado de educación que alcancemos por ese medio.—Christian Temperance and Bible Hygiene, 150 (1890).
Dios ha provisto pródigamente para la subsistencia y la felicidad de todas sus criaturas; si sus leyes nunca fueran violadas, si todos los seres humanos actuaran de acuerdo con la voluntad divina, el resultado sería la salud, la paz y la felicidad, en lugar de la miseria y el mal permanente.—Christian Temperance and Bible Hygiene, 151 (1890).
Una cuidadosa conformidad de nuestra parte con las leyes que Dios ha implantado en nuestro ser, asegurará la salud, y no se producirá un quebrantamiento de la constitución.—The Health Reformer, agosto, 1886.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Email
Print