El porqué de la luz de la reforma pro salud

reforma pro salud
El Señor ha permitido que su luz brillara sobre nosotros en estos últimos días, para que la oscuridad y las tinieblas que se han estado juntando en las pasadas generaciones debido a una complacencia pecaminosa, pudieran ser en cierto grado despejadas, y para que el tren de los males que han resultado debido a la intemperancia en el comer y en el beber, pudiera ser disminuido.{CRA 24.1}
El Señor proyectó con sabiduría colocar a su pueblo en una posición en que se separara del mundo en espíritu y práctica, y en que sus hijos no fueran inducidos con tanta facilidad a la idolatría, mancillándose con las corrupciones prevalecientes de su época. Es el propósito de Dios que los padres creyentes y sus hijos se presenten como representantes vivos de Cristo, candidatos para la vida eterna. Todos los que son participantes de la naturaleza divina escaparán a la corrupción que está en el mundo por la concupiscencia. Es imposible que los que gratifican el apetito alcancen la perfección cristiana.—Testimonies for the Church 2:399, 400 (1870).{CRA 24.2}
Dios ha permitido que la luz de la reforma pro salud brillara sobre nosotros en estos días finales, para queandando en la luz escapemos a muchos de los peligros a que estaremos expuestos. Satanás está obrando con gran poder para inducir a los hombres a dar rienda suelta al apetito, a gratificar la inclinación y a gastar sus días con descuidada insensatez. Presenta las atracciones de una vida de disfrute egoísta y de complacencia sensual. La intemperancia absorbe las energías tanto de la mente como del cuerpo. El que es así vencido, se ha colocado en el terreno de Satanás, donde será tentado y molestado, y finalmente dominado a gusto por el enemigo de toda justicia.—Christian Temperance and Bible Hygiene, 75 (1890){CRA 24.3}
A fin de preservar la salud, se necesita la temperancia en todas las cosas: temperancia en el trabajo, temperancia en el comer y en el beber. Nuestro Padre celestial envió la luz de la reforma pro salud como protección contra los males resultantes de un apetito degradado, a fin de que los que aman la pureza y la santidad sepan cómo usar con discreción las buenas cosas que él ha provisto para ellos, y a fin de que por el ejercicio de la temperancia en la vida diaria, puedan ser santificados por medio de la verdad.—Christian Temperance and Bible Hygiene, 52;Counsels on Health, 120, 121 (1890).{CRA 25.1}
23. Téngase siempre presente que el gran objeto de la reforma higiénica es asegurar el más alto desarrollo posible de la mente, el alma y el cuerpo. Todas las leyes de la naturaleza—que son las leyes de Dios—han sido ideadas para nuestro bien. Su obediencia promoverá nuestra felicidad en esta vida, y nos ayudará a prepararnos para la vida futura.—Christian Temperance and Bible Hygiene, 120 (1890).{CRA 25.2}

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Email
Print